​​La revolución en el Hip Hop tiene nombre y es Lil Nas X

Que Lil Nas X no deja indiferente a nadie cada vez que abre la boca es algo que ya tenemos claro, no sabemos aún muy bien que tiene este chico que engancha tanto pero, desde luego, sus rimas nos erizan la piel.

 

¿Su estilo? La última aparición en la Met Gala con tres diseños Versace confirman que desde luego original es y ha venido para luchar (el último look que usó era una gran armadura dorada).

 

¿Su música? El bautizado como bebé del rap dobla en escuchas a artistas consagrados en la industria como Drake en su último trabajo, por ejemplo, y no es por comparar.

 

 ¿Todo? Desde luego no tiene pelos en la lengua, algo muy característico de esta ola de nuevos artistas encumbrados gracias a plataformas digitales como Tik Tok.

 

Una de las últimas que nos ha regalado ha sido el pique con el mítico skater Tony Hawk. Este ha decidido vender skates pintados en parte con su sangre, a modo de colaboración con una marca de aguas, que se han agotado al poco de comercializarse. Pero ¿qué pasó cuando Lil Nas X comercializó las Satan Shoes? Por si alguien no se percató de esta movida, prácticamente, lanzó junto a un colectivo de artistas unas zapatillas con una gotita de sangre humana en un modelo reinventado de las Nike Air Max. Algunos sectores más conservadores de la población las calificaron como unas “zapatillas satánicas” por su diseño. Lil Nas X se llevó una buena demanda por parte de Nike, que se desmarcó por completo de este proyecto.

 

De ahí ha nacido el pequeño beef por redes sociales en el que el rapero recriminaba en cierto modo la aprobación total a la sangre del mito del patín pero no a su modelo original y de edición limitada de zapatillas. El tema se ha zanjado amistosamente entre ambos, que se han unido para publicar algún post juntos, patín en mano, riéndose de su propio pique.

 

No sabemos qué nos traerá en un futuro pero desde luego Lil Nas X ha venido para darle una vuelta de rosca a la industria del hip hop, monopolizada por hombres heterosexuales que llenaban sus videos de prostitutas y drogas, ahora hay otra perspectiva, ¡por fin! ¿Quizá es esto lo que molesta tanto? Esperamos que siga dando de qué hablar por su gran activismo en los colectivos LGTBIQ+, su mística y transgresora estética, además de por su talento, y no por pertenecer a una Gang o llevarse un tiro  por algún trapicheo, queremos música y él nos la está dando.