No necesita demasiados adjetivos para definirle. Durante muchos años ha sido la cara más visible de GOA y su nombre se ha podido ver en los carteles de los clubs y festivales más reconocidos del panorama. Charlamos con Marcos In Dub sobre su visión del momento actual que vivimos y en todo en lo que está trabajando.

Que tal Marcos, Cómo va?

Muy bien, aquí de buena mañana. Como todos los días, agarrado a las máquinas sin parar!

Vamos a empezar por el principio. Cómo fueron tus comienzos en la Música electrónica?

Pues en lo emocional empecé comprando música por afición, porque tenía unos amigos con un local en Fuenlabrada donde descubrí un mundo que me encantaba, ya que en mis inicios escuchaba más géneros como el Hip-Hop, el R&B… y con esta gente descubrí estilos como el Acid-Jazz, Ambient y  otros totalmente distintos y nuevos para mí.

En lo profesional fue un poco más tarde. A principios del 2003 vivía en Barna y allí fue donde aprendí muchas de las cosas que hoy representan gran parte de lo que soy. En el 2007 me vine a vivir a Madrid y Petro de GOA que ya me conocía como artista me ubicó para trabajar en la oficina de Trip Family… Todo lo demás vino solo.

En la noche madrileña siempre has sido un referente. Cómo ves la escena en la capital actualmente?

No se si un referente, me sorprende mucho cuando escucho ese tipo de comentarios, creo que me viene  grande ese adjetivo. Que se le de un valor a tu trabajo ya es increíble.

La verdad es que en Madrid tengo que decir que siempre han estado los artistas que más me han gustado. Hay mucho interés por la cultura electrónica, artísticamente hablando, y gente haciendo cosas increíbles, vuelve a haber tiendas de discos y comunidades fabricándose sus propias máquinas. Puedes visitar la web de Resident Advisor y ver como artistazos de aquí fin de semana tras fin de semana están pinchando por todo el mundo. No creo que tengamos que envidiar nada a nadie. Pero El negocio y las posibilidades de trabajar dignamente sin la necesidad de ser una gran corporación, son otra cosa. La noche en sí, por lo menos para mi, tiene otro significado ahora mismo.
He de decir que salgo muy poco… Me ha dejado de motivar la noche en general.

Y qué harías tú para cambiar eso?

Yo creo que es una cosa cultural, en este país somos como somos, nos comportamos como nos comportamos y no solemos respetar el trabajo de el de al lado todo lo que debiéramos. Las legislaciones vigentes no permiten que se trabaje en condiciones por la noche y acosan políticamente muchas propuestas de música electrónica. Cuesta muchísimo crear cosas en la calle o en otros espacios y hay que hacer prácticamente “ingeniería” para llevarlo a cabo.

Lo que estoy seguro es que si hubiera un mínimo apoyo por parte de las administraciones todo iría mejor. Una voz que represente a el mundo de la cultura nocturna como por ejemplo la figura de ‘El alcalde de la noche’ propuesta por Nix, tampoco vendría mal. La noche lleva muchos años dando mucho trabajo.

Ves mucha diferencia en la escena cuando sales fuera?

Supongo que por ahí, como aquí, hay de todo, pero puedo decirte que cuando he salido fuera a tocar si he sentido que se le daba mucho valor a los artistas. Me ha dado la sensación en la mayoría de los casos que no necesariamente estas ahí por vender ciertos tickets. Estás porque de cierto modo le das ese valor a su cartel… interesas pero de otra manera. Digamos que es más calidad que cantidad. He tenido la suerte de estar en muchos de los mejores clubes del mundo y en la mayoría de los casos he sentido que al artista y sobre todo lo que hace, se le tiene más en cuenta que el business que pueda generar.

Llevas ya varios años en el mundo del Techno. Qué recuerdos guardas en tus primeros años como artistas?

Tengo unos recuerdos imborrables de la época del vinilo. Porque cuando tenía 18 años no era muy fácil encontrar ciertos discos que te gustaban y escuchabas por ahí. Gente como Ángel García, Roberto Rodríguez… Gerardo, Jesús González, por ejemplo,  se notaba que no compraba los discos aquí y no era fácil encontrarlos. O salías fuera o había que ser un buen cliente de las tiendas para poder conseguirlos. Era un poco como que la gente que traía los discos encontraba el valor en que ese disco estuviese en buenas manos. El punto romántico era lo que me gustaba de eso.

Ahora mismo, puede que me pase lo mismo con los instrumentos. Prefiero construir módulos eurorack a comprarlos… Gracias a mi amiga Moira de Dr Synth o a la gente de T37 he podido entrar en el maravilloso mundo del DIY. Se tarda bastante tiempo, pero merece la pena aprender y hacerte tus cosas. Por ese lado, si he vuelto un poco a eso.

Han cambiado mucho los tiempos desde aquella época. Tú con qué momento te quedas? Con lo que se vivía por aquel entonces o con lo actual?

Ahora mismo hay mucha música y tecnología al alcance de todxs y eso me gusta. La gente tiene acceso a ella y tiene acceso a software, por lo cual puede crecer en el punto artístico y técnico.

Aquella época moló por lo nuevo que era todo. Tuvimos la suerte de ver crecer corrientes musicales que hoy en día son completamente mainstream. Muchas cosas eran totalmente primigenias y vivir eso sin apenas 18 años, era muy excitante…

Ahora bien… En estos momentos ya tenemos la sabiduría, el conocimiento de cómo funciona todo. Ya no te emocionan tanto las cosas que conoces. No desde un punto superficial.
Conociendo el medio en el que me muevo como lo conozco ahora mismo, tengo la capacidad de ir un poco más allá y explorar estadios muy profundos de todo esto a nivel técnico y creativo.

Da un poco la sensación de que a ti te gustaba más lo que se vivía antes, no?

Sobre todo como se trataba la música, pero hoy en día me gusta que hay mucha gente haciendo un montón de cosas chulas. Ya no hace falta conocer a alguien con un súper estudio para poder hacer música y que suene bien.

Lo de antes era súper bonito, pero como te he comentado anteriormente, cada época tiene su lado bueno… en este momento, estoy feliz explorando en el sonido de una manera profunda y no echo de menos el pasado.

Lo que también es cierto es que ahora mismo, y más en la música de baile, salen tantas cosas al mercado que no te da tiempo a disfrutarlas de la manera que se disfrutaban antes.

Eso también hace que veamos la rapidez con la que va la música y que lo que se ha pinchado este fin de semana el mes que viene seguramente no se pinche porque “ya no está de moda”.

Claro, ahora la música dura super poco! Solo hay que pasar a dar una vuelta por el infierno de Beatport.

Con qué actuaciones te quedas?

Actuaciones me quedo con todas las de GOA. Porque allí es donde más me he desarrollado, donde más amigos he hecho y donde más he disfrutado compartiendo con artistas de primer nivel. Panorama Bar, Watergate, Tanz Der Base por nombrar algunos… En Alemania he vivido momentos imborrables.

Actualmente junto a Petro (GOA), también tenemos un proyecto que me gusta mucho llamado My Pleasure porque es como una especie de germen que va creciendo poco a poco y donde hacemos otro tipo de espectáculo uniendo moda, fetichismo, erotismo y por su puesto música.

En qué estás trabajando actualmente?

En el estudio estoy haciendo mucha música experimental y con un punto más místico, bailable pero místico, sonidos con una base horizontal y conceptual. Llevo años construyendo mis propios instrumentos que procuro que generen sonidos diferentes.

Como Rooteo o Rooteo & Mahura estoy haciendo un lindísimo material que sale en sellos como Made In Green (USA) o Landikhan (Madrid). Con mi aka 4NYØN3 también hago bastante música de corte Techno y he salido en SUBtl, Rhod, w0rkt34m, TTT . La verdad es que estoy feliz con este momento de experimentación sonora. Me estoy distanciando un poco de sacar música y grabar todo el rato para centrarme en tocarla en directo. En la ‘jam’ es dónde me siento más cómodo.

Después de estar trabajando todo el día con música seguís teniendo los DJs y productores ganas de escuchar música cuando llegáis a casa?

Por supuesto, he tenido momentos en los que he devorado música, literalmente. Escucho música electrónica todos los días y de hecho me obligo bastante a conocer y a buscar otros estilos. Hay que escuchar de todo.

Qué lleva Marcos In Dub en su iPhone?

Pues no suelo llevar mucha música porque la escucho en Streaming, pero por ejemplo últimamente me pongo muchas sesiones de Helena Hauff, Ben Ufo… También llevo mi app de Wetransfer con cosas que grabó en el estudio para ayudarme a mejorar la mezcla y composición en directo.

En la anterior entrevista C-System dejo la siguiente pregunta: Crees que para ser buen productor hace falta tener conocimientos de Solfeo?

Soy muy fan de C-System. Pues unos mínimos, creo que sí. No necesariamente los vas a usar como dice la teoría pero algo hay que saber, aunque te puedas salir de la regla en busca de nuevas texturas y horizontes.

Para terminar hacemos lo mismo contigo. Sin conocer al siguiente invitado, qué pregunta le lanzas?

Mi pregunta es: Si no te hubieses dedicado a la música, a que te habrías dedicado?

 Muchas gracias por todo Marcos.

Gracias a vosotros por contar conmigo. Un Saludo!

Comentarios