Conseguimos charlar desde Estados Unidos y mediante vía telefónica con uno de los artistas más reconocidos tanto dentro, como fuera de nuestras fronteras. Un auténtico lujo para What Magazine conversar y saber un poco más sobre el. Este es Manuel García, este es Uner.

Teníamos muchas ganas de charlar contigo, qué tal? cómo está yendo el verano?

Bien, está siendo un veranito de mucho trabajo, y a la vez tranquilo, porque decidí tomármelo con mucha más tranquilidad y sin tanto lío como en los últimos años. Llevaba 10 años girando muchísimo, y también tenía otros proyectos pendientes por terminar, así que decidí tener un verano más calmado, ya que los años anteriores íbamos a una media de unos 20 / 22 gigs por mes en verano y este año necesitaba tener también un poco de tiempo libre para desarrollar esos proyectos que tenía entre manos y que no era capaz de terminar por falta de tiempo. 

En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Tengo dos proyectos musicales, y otro que no tiene que ver con la carrera de artista. Uno es un álbum bastante importante dentro de la electrónica, pero que no será electrónica de baile, y también otro proyecto a parte, que ya os contaré cuando llegue su momento, pero que está a punto de salir a la luz.

Entonces, ese álbum que estás preparando no va a ser con Uner?

No va a ser con Uner, no va a ser música de baile, pero va a ser música electrónica. Es otro proyecto totalmente distinto, con directo, conciertos, etc. Es una cosa que necesitaba tiempo para desarrollar y no lo encontraba suficientemente girando tanto. A parte, ahora vivo en Estados Unidos desde hace casi 2 años, entonces los vuelos de ida y vuelta a Europa, cuando los gigs son en Europa, son largos, la recuperación cuesta un poquito más y no había tanto tiempo con tantos gigs. Necesitaba un tiempo prudencial para decir: me siento en el estudio y puedo pasarme semanas aquí encerrado.

Qué te ha llevado a ese cambio de aires a Estados Unidos?

Bueno, mi novia ya vivía aquí y ella también se dedica a la música y también es DJ. Con el tiempo decidí moverme a aquí, para estar con ella y probar otro tipo de entorno, otro tipo de ambiente, conocer otro tipo de escena y estar un poco más en contacto con otra industria diferente. No era un plan, pero si que me ha servido mucho para ver todo este negocio y el trabajo de la música en general con otra perspectiva. No solamente como DJ, sino como músico, como artista y como persona.

Y una vez cierres todos esos proyectos de estudio, volverías con Uner a las giras y a los bolos?

Si. No hay ninguna idea de abandonar Uner así tal cual, pero sí que quiero centrar también y vivir un poco más el tiempo, es decir, hacer otras cosas. Tengo 42 años ahora, y como comentábamos al principio, he estado 10 años girando muchísimos, haciendo muchísimos proyectos, muchísimas música, muchos tours… a veces, también ha sido agotador, pero vengo de una formación de otro tipo de música, soy músico, y quería desarrollar también otras facetas. Realmente, La gente que me conoce, la gente que trabaja conmigo, mis amigos… saben que yo tenía y tengo una meta en mente desde hace muchos años de hacer ciertos proyectos, así que son pasos que se van dando. Uner es un paso más hacía al paso siguiente básicamente.

Cuales son esos siguientes pasos? Y cuál es el paso al objetivo final de todo esto?

Mi objetivo siempre ha sido dedicarme a la música sin tener que atarme a un estilo. Adoro la música electrónica, pero adoro la música electrónica como música, es decir, la música electrónica no se cierra solamente en el DJ poniendo discos o en el DJ pinchando techno, house o lo que sea. La música electrónica abarca muchísima música. Ahora mismo vemos infinidad de series de televisión, infinidad de películas de cine en las que todas las BSO son música electrónica. Mi objetivo desde pequeño era hacer lo que hacía al principio, que era tocar en directo. Empecé tocando en directo, por clubs y salas grandes, pero tocando en directo, no con un ordenador, un controlador y un sinte para tocar un cutoff y parecer que estás haciendo algo increíble, sino tocar en directo de verdad. En aquella época viajaba con mi padre y con otro amigo con 7 sintetizadores, 2 cajas de ritmos, una mesa de mezclas de 24 canales… y todo lo montábamos nosotros. Tocaba, desmontábamos y nos íbamos otra vez para casa, es decir, es algo que la gente no sabe, pero que además esta ahí están ahí las fotos, los vídeos… (Risas) y ha pasado en mi vida. Mi objetivo final? Mi idea final como artista es volver a mis inicios, que era eso, tocar en directo.

Y hablando un poco de todo esto y volviendo a Uner. Quién es Uner?

Pues mira, me alegra que me hagas esas pregunta (Risas). Probablemente si me hubieses hecho esta pregunta hace dos años, la respuesta habría sido diferente, pero es lo que te digo, el cambio de sitio y el cambio de perspectiva y de todo me hace responder la pregunta de otra manera. 

Uner es un proyecto de Manuel García, una fase y una música y un estar de Manuel García. Al final, de lo que me he dado cuenta aquí viendo las cosas desde lejos y como trabajan muchos artistas, es que hay mucha gente que se encierra y que se agarra a un nombre, y al final ese nombre simplemente es un disfraz, nos ponemos un nombre artístico, porque casi la industria te obliga a tener un nombre artístico. Es decir tienes que tener un nombre que venda. Pero básicamente, Uner es Manuel García, Manuel García es Uner y Manuel García puede ser otras cosas y otras cosas pueden ser Manuel García. Antes de Uner hubo otros nombres, pero seguía siendo la misma persona, que era yo.

Hablas de Estados Unidos y su escena, cuales son las diferencias que ves con la industria de aquí?

En general, es como que la visión es mucho más abierta, es decir, no hay tantos prejuicios y la gente aquí tiene otra visión, pero ya no solamente entre Estados Unidos y España, Alemania y España también son diferentes. Se centran mucho en lo que es la carrera artística de una persona, no de un artista, de un nombre o de una marca, sino de una persona. La misma persona puede tener 3 o 4 proyectos musicales o de lo que sea distintos y puede trabajar y puede ver las cosas de otra manera. Mira, en España, la tónica usual es: tienes que tocar todos los fines de semana y además tienes que explicarle a todo el mundo donde estás todos los fines de semana, tienes que poner la foto de rigor, el vídeo de rigor para demostrar que estás todos los fines de semana fuera y entonces parece que es increíble. Si estás dos fines de semana, que no pones una foto o no estás girando, ya parece como que no estás haciendo nada. Ya no solamente en la industria española, en la escena en general, hay una parte de la escena en la que sucede eso. Te das cuenta de que no es obligatorio, no estás obligado a estar de gira todos los fines de semana, porque al final, si nos queremos llamar profesionales, yo no conozco ningún profesional que esté toda la vida de gira. Es decir, salvando las distancias, pero yo creo que Metallica también ha estado tiempos sin girar, no?. Cuando estás en el mundo DJ pasa todo lo contrario, si estás 6 meses sin girar, es como: ‘uh este tío está acabado’. La gente no se pregunta: qué estará pasando, qué estará preparando?… Esa es la diferencia. Una cuestión de visión en lo que sucede en la escena en general.

Da la sensación de que estabas cansado ya de todo eso en España?

No. Es una cuestión de darse cuenta de que hay otro nivel profesional, es decir, hay una fase en la que yo mismo me he dado cuenta de que hay otro nivel profesional. Puedes estar de gira, pero también puedes parar para trabajar en otros proyectos y volver después a estar de gira. No es obligatorio estar de gira todos los fines de semana. Hay muchos artistas que están de gira y a primeros de año cogen sus vacaciones y están 3 o 4 meses sin girar. Trabajando en proyectos, haciendo discos, haciendo música… y vuelven a girar en abril, por ejemplo. Se me ocurren muchos nombres de grandes artistas, dentro de la escena DJ que hacen eso. Gente como Solomun, que desde enero hasta abril no hace tours y no pasa nada, sigue siendo Solomun. Aburrimiento ninguno. Ahora mismo me siento en el estudio a trabajar en proyectos nuevos y en nuevos discos para Uner que estoy terminando y que tienen que salir en los próximos meses y estoy más emocionado que nunca. Porque veo que es algo necesario.

Y por qué se valora de diferente manera que artistas como Solomun puedan estar meses sin girar y en cambio, si lo hacen otros, es que ya están “acabados”?

Porque quizá se valora diferente la Champions League, que la liga de los que trabajamos en otro nivel. Básicamente, eso. Parece que tiene más respeto un Solomun haciendo 2 o 3 meses de vacaciones, ya no te digo de vacaciones, vamos a decir de paro de tour y ya no solamente Solomun, tenemos muchos artistas que paran unos meses. Es que es necesario, para desarrollar proyectos. El ejemplo más claro; tenemos a Richie Hawtin que a parte de pinchar, todos sabemos la cantidad de proyectos diferentes que maneja. Ese hombre necesita tiempo para desarrollar esos proyectos también. Es una cuestión de concepto, yo tenía el mismo concepto antes, de que había que girar todos los fines de semana y después te das cuenta de que dices: wow! No es necesario girar todos los fines de semana. 

Nosotros trabajamos en una industria que es la industria de la música y la música es la base, para mi es la base, si no haces música no eres un artista musical. Es decir si haces camisas no eres músico. Si eres músico haz música. Necesitas un momento para parar, para darte unos meses desarrollando tu música nueva, desarrollando tus proyectos nuevos y volver, eso es básico. Pero no solo en nuestra industria, es básico y te das cuenta que eso sucede en todos lo géneros musicales. Nadie está de tour toda la vida a parte de Los Rolling Stones (Risas). No es necesario estar siempre de tour, pero si es necesario aportar un granito de arena y aportar algo más para la industria. Todo el mundo se queja de algo, pero nadie hace nada. Todo el mundo sigue jugando a las mismas reglas de las que se quejan. Entonces? Bueno pues quizá para y haz algo, ayuda a que la escena mejore o a que el planteamiento sea diferente.

Cómo ves actualmente la escena techno?

Pues mira, mejor, mejor de lo que la he visto en los últimos años. Porque veo muchos artistas, sobretodo artistas nuevos con este concepto diferente, ves muchos artistas que se tiran meses en el estudio haciendo música, haciendo proyectos diferentes para salir a la luz y aportar algo diferente a la industria, es decir no están centrados solamente en ir a pinchar, sino que tienen su tiempo de ir a pinchar, su tiempo de estudio, su tiempo de desarrollar ideas… y eso es muy valioso y es una cosa que las nuevas generaciones creo que lo están haciendo muy bien. Me vienen a la cabeza miles de personas, pero por ejemplo hay una persona que conozco personalmente, que es Orbe, que es un tío que ha estado currando como jabato, ha salido adelante, saca su sello, saca su música, está trabajando en grandes sellos, está haciendo tours, pero también está en el estudio. Está centrado en toda las facetas del artistas y lo está haciendo, hablando mal, que te cagas!

Hay muchos artistas… hablando con mi amigo Piek, dijo, ‘yo no quiero estar de tours siempre, yo quiero hacer música, quiero desarrollar otras cosas’, y está desarrollando otros sonidos, y lo veo fantástico y está de tours también. Está perfectísimo, es decir hay una “nueva generación” que lleva muchos años trabajando con una nueva mentalidad y eso es muy enriquecedor para la escena de la música electrónica española, en este caso que estamos hablando de artistas españoles.

Cómo fue tu introducción en el Techno?

Siempre he estado muy atado a la música electrónica en general y si que me decidí por la escena de “baile” hace muchos años ya, después de ver una sesión de Laurent Garnier, básicamente dije ‘wow! Yo quiero hacer esto’. Ahí empezó todo, estamos hablando del año 1995, ahí empecé a hacer lives, empecé a sacar discos con otro nombre y tras una sucesión de nombres, al final desembocó en Uner (Risas). Ha sido un proceso largo, y muchos años de trabajo, muchos años sobretodo de buscar el camino, de buscar los géneros y de buscar los sonidos con los que realmente me he sentido cómodo en cada momento. Pero ya te digo es un camino muy largo.

Y qué fue lo que te atrajo del mundo del DJ?

Te voy a ser muy sincero. Yo empecé a pinchar por una cuestión de facilidad a la hora de viajar. Viajaba con mi padre en un coche con un montón de equipos, de sintetizadores, había que viajar un día antes, montar equipos, hacer pruebas de sonido interminables… Y claro eso es muy incomodo a la hora de viajar y a la hora de preparar tours, simplemente cuando estás trabajando con tu padre y un amigo que son los que te acompañan, pero no tienes un tourmanager, no tienes un equipo de gente detrás que te ayuda a nivel técnico y en el momento que empiezan a salir más gigs, cada vez se vuelve más complicado. Mi padre trabajaba de lunes a viernes… era muy difícil. Entonces ahí fue una decisión de decir bueno, voy a hacer el salto al DJ, que al final, si quieren escuchar mi música la puedo pinchar igual en un disco, en vez de tocarla en directo. No es lo mismo, pero al final, la gente sigue al artista… y de ahí salté al mundo DJ. Fue una cuestión de versatilidad y de práctica en aquel entonces porque el salto al DJ lo hice en 2003.

Los que te seguimos, siempre te hemos visto como un artista humilde, cercano y sin mirar a nadie por encima del hombro, por qué es tan difícil encontrar estas cualidades en el mundo artístico?

Porque la gente no se da cuenta de que un nombre artístico es simplemente un nombre artístico. Si yo mañana decido dedicarme a otra cosa que no sea la música, quién queda? Queda Manuel García, no queda Uner, no queda DJ lo que sea… queda la persona. Al final eso es lo que queda. Estamos trabajando. Yo estoy en la música porque adoro la música, en el momento que no pueda salir de tour o no pueda plantearme hacer un concierto porque ya sea mayor o porque decida no hacerlo, yo seguiré ligado a la música. La música tiene muchas vertientes. Conozco a mucha gente que se dedica a la música, viven felices, viven muy bien, no están de tours y nadie sabe que dedican a la música porque se dedican a BSO, productores, songwriters, ingenieros de sonido, etc… Hay mucho abanico en la industria de la música. Pero al final somos personas, es decir, la gente dice Uner y Uner es Manuel García. No son dos personas distintas. Al final siempre es la misma persona. No puedes mirar a la gente por encima del hombro porque tengas más o menos éxito en una faceta de tu vida, porque a lo mejor tienes mucho éxito en una faceta de tu vida y en la otra eres un desgraciado (Risas), no puedes mirar a la gente así. Para mi el éxito es estar feliz en todas las facetas de mi vida. Para mi eso es el éxito.

Pues esto sería todo, Manuel. Muchas gracias por esta entrevista.

Muchas gracias. Se agradece mucho cuando puedes hacer una entrevista, que es más una conversación en la que se habla un poco de todo.

Comentarios