Hemos tenido el inmenso placer de entrevistar a John Acquaviva, leyenda viva del techno e impulsor de sellos discográficos de referencia como Plus 8. En esta entrevista nos habla sobre el presente y futuro de la electrónica, su carrera  y de cómo ha vivido la situación ocasionada por el coronavirus, que por desgracia le ha tocado muy de cerca.

¿Qué tal John? ¿Cómo estás? 

Estoy muy bien, gracias. 

Sabemos que has pasado por un momento delicado durante la cuarentena. Esperamos que estés del todo recuperado. ¿Cómo y dónde has vivido el confinamiento y cuáles han sido tus rutinas diarias y de entretenimiento? 

Las últimas semanas escuché música bastante antigua, trabajé en el jardín cuando hacía buen tiempo, montaba en bicicleta y jugaba al tenis. 

Mantienes muy buena relación con muchos compañeros de la escena, pero cuéntanos, ¿con cuáles de ellos has tenido un trato más cercano durante los meses de confinamiento? 

Cuando estaba enfermo, muchos amigos míos me enviaron mensajes de ánimo, así que fue abrumador pero sorprendente. Gracias a todos los amigos y seguidores que me han escrito he recibido mucho amor y apoyo. En los últimos meses he tenido conversaciones con Shaun Reeves, Seth Troxler, Cristian Varela, Joseph Capriati y muchos otros amigos de Ibiza como Miguel Garji

¿Que opinión te merece la nueva normalidad que concierne al mundo de la música electrónica? ¿Crees que se verá afectada por muchos cambios? 

Muchos de nosotros extrañamos el aspecto comunitario de los eventos. He podido disfrutar de algunos bolos de forma más relajada en terrazas donde está permitido, pero debemos tener cuidado. Hay más tiempo para crear más adelante y muy pocas posibilidades de disfrutar en esta etapa. Este será el desafío para muchos de nosotros para poder encontrar el nuevo equilibrio.  

Cuéntanos John, ¿en qué proyectos musicales o profesionales te hayas inmerso a dia de hoy? 

Trabajamos en un proyecto de avatar divertido e interesante con la empresa VRJAM para el Freedom Festival, un festival virtual de Glastonbury, el primer viernes de julio. Hice un podcast en vivo la semana pasada con un grupo increíble de amigos y promotores sudamericanos por D-edge en Brasil, Underground Perú, Underground Bolivia, Lost beach Club en Ecuador, Colombia y muchos más. Todo desde la parte trasera de mi casa durante el verano canadiense en medio de un jardín de árboles. De nuestros proyectos en los que estamos involucrados Landr es maravilloso y me dedica mucho tiempo, domino mis viejas pistas y algunas nuevas. Ha sido muy útil para mí como DJ y productor. 

Haciendo ejercicio de memoria, ¿sabrías decirnos cuál fue tu última actuación antes de la cuarentena y cuál fue el último track que pinchaste? 

El último evento que estuve fue un after en el super club Lost Beach en Montañita, Ecuador. No recuerdo ahora mismo cuál fue el último tema que pinché pero eran las melodías de los viejos almacenes de Detroit y Chicago. Creo que tenemos la sesión, debería buscarla y publicarla.

Fuiste unos de los creadores de la plataforma Beatport, ¿de qué forma se ha visto afectada o beneficiada durante estos meses? 

Trato de mantenerme en contacto y seguimiento. Rob, Terry y todo el equipo están haciendo cosas muy buenas también y vale la pena señalar que Jonas Temple, quien fue el fundador clave y primer director ejecutivo, ha estado en el círculo desde el año pasado añadiendo aún más valor. Beatport ha sido una excelente plataforma para apoyar la escena y ser una gran parte para atraer a artistas para transmitir y mantener la música fluyendo con numerosos eventos durante toda la cuarentena. 

Seguramente que estés deseando volver a los escenarios lo antes posible, ¿qué te comentan desde tu agencia? ¿tienes algún bolo próximo a la vista? 

Sí, pero también quiero ser cuidadoso y respetar todas y cada una de las medidas de seguridad en las circunstancias que nos rodean. De hecho, tengo una actuación el próximo 19 de julio en Muva Beach en Peñíscola, Castellón. 

Sabemos que gran parte de tu carrera la has desarrollado en tierras españolas. Cuéntanos que lo que más te gusta de nuestro país y deleitanos con alguna anécdota divertida que hayas vivido por aquí. 

Me encanta España. Me dio la bienvenida como un hijo la primera vez que vine y todavía estoy aquí, realmente me siento como en casa. Recuerdo la primera vez que fui a pinchar a un gran y ahora famoso club en Pamplona en los San Fermines. Me dijeron que había una gran demanda de entradas para aquella noche. Llegué al aeropuerto de San Sebastián y conduje a través de las hermosas montañas del País Vasco y Navarra. Llegué al hotel y había cientos de personas. Le pregunté al promotor de qué se trataba todo esto, me contestó que eran seguidores que esperaban que les firmara autógrafos. Estaba totalmente impresionado y no tenía ni idea de qué decir o hacer. En cuestión de minutos me quedó claro que no todas las personas que había en el hotel estaban allí por mí, sino más bien para los matadores que estaban actuando en San Fermín. Esa noche fui al club y estaban las entradas agotadas. Seguí volviendo al club por muchos años más. Al final firmé muchos autógrafos y obtuve la visión de una nueva realidad así como lecciones culturales, todo en una, desde aquella primera visita a Pamplona. 

Tienes una trayectoria musical de las más extensas del panorama electrónico, pero si te diéramos la posibilidad de poder regresar al pasado, ¿a qué punto te gustaría volver? ¿Cúal es según tu opinión la mejor etapa que has vivido a lo largo de tu carrera? 

No miro hacia atrás ni hago tales pensamientos, pero como si tuviera que elegir volvería a la época dorada del Acid House, sin ninguna duda. 

¿Cómo es un fin de semana perfecto para John Acquaviva? 

En algún lugar del Mediterráneo preferiblemente en España. Almorzar, tomar el sol, jugar al tenis durante el día y luego actuar en una fiesta agradable por la noche. Una combinación perfecta para mí. 

Muchas gracias por tu tiempo. 

Muchas gracias a vosotros.

Comentarios