Poco a poco el techno van volviendo a la capital, siendo el pasado fin de el arranque de uno de los eventos más multitudinarios, cómo ya habíamos anunciado.

The Domingueros ha vuelto pisando fuerte a la nueva normalidad, reubicándose en una de las terrazas más grandes de Madrid, una ubicación muy apropiada para poder garantizar todas las medidas de seguridad impuestas y de las que se la propia organización estaba pidiendo su cumpliminento.

Desde la cola de acceso, toda la organización estaba muy pendiente de que el entorno fuera seguro para los asistentes, centrándose en la distancia de seguridad y en el uso de mascarillas, incluso proporcionando a quien no tuviera, dando ejemplo de que la escena puede seguir viva sin que nadie se ponga en riesgo.

Los asistentes el evento tenían muchas ganas de volver y la gran mayoría cumplían las normas establecidas, siendo intensamente recordadas por el staff. El espacio para cada reservado era amplio, por lo que se pudo bailar libremente, que es de lo que más teníamos ganas.

En cuanto a los artistas encargados de poner ritmo, por la tarde Carolina Caranna y Dimoralli abrieron la fiesta y a lo largo de 4 horas, seguidos de Upwards, el cual fua acompañando la llegada de la noche subiendo bpm’s. A las 23:30 llegó Dennis Cruz, el cual demostró que no hay que irse muy lejos de casa para demostrar que tenemos talento cerca y personas que hacen muy bien las cosas. Para poner broche final a la velada, llegó el B2B de Vitrie Vitoli y Jose Fajardo, los cuales son habituales en esta fiesta y no defraudan al público.

En definitiva, The domingueros ha demostrado que se pueden hacer eventos de calidad con las nuevas exigencias, con la ayuda de la actitud colaborativa de las personas que quieran seguir disfrutando de esta experiencia.

Comentarios