El gobierno de la comunidad de Madrid desveló ayer mediante una Rueda de Prensa las nuevas medidas que adoptarán para hacer frente al COVID-19. Estás medidas como no podía ser de otro modo, también afectan directamente al ocio nocturno.

Entre estas nuevas medidas se incluye la obligación de llevar mascarilla en todo momento (incluídas terrazas). Además también deberán recoger los datos de los clientes que accedan como DNI y teléfono. Tampoco deberán abrir más allá de la 1:30, siendo la 1 de la madrugada la hora máxima para recibir clientes.

Por su parte, La Comunidad Catalana ha sido más estricta con la escena nocturna y hace unos días decidió cerrar todas las discotecas del territorio, a pesar de que en este tiempo no se haya dado ningún brote en locales.

Es por ello que la Federación Catalana de Ocio Nocturno (Fecalon) ha decidido recurrir esta decisión convocando para hoy miércoles 29 de julio, una manifestación que se llevará a cabo a partir de las 19:00 en la Plaça Sant Jaume de Barcelona.
Esto han comentado desde la patronal: «Se señala al ocio nocturno en general como responsable del incremento de rebrotes, pero se elimina toda referencia a las medidas de distanciamiento que en estos establecimientos se toman, y que en cambio son inexistentes en botellones«.

Comentarios