El pasado 30 de diciembre nos hicimos eco de la noticia de la detención de Sama Abdulhadi.

Tras 8 días arrestada en la cárcel de Jericó, Sama ha sido liberada este pasado domingo bajo libertad condicional con cargos tras la decisión del Tribunal de Magistrados de Jericó Se la ha impuesto una fianza de 500 dinares jordanos (casi 600 euros), la restricción de tener que presentarse ante los puestos policiales una vez por semana por un tiempo aún sin definir y no poder viajar, explicó el el abogado Hadi Meshaal en una entrevista concedida a Arab 48. Los cargos a los que puede enfrentarse son los de profanar un lugar sagrado y símbolos religiosos y los de violar las medidas de emergencia por el covid-19. El asunto sigue en proceso de investigación por parte del fiscal general.

La petición de change.org creada para liberar a Sama Call for the immediate release of Sama Abdulhadi está cerrada habiendo obtenido más de 100.000 firmas en menos de una semana.

En estos momentos Sama se encuentra con su familia y ha agradecido todo el apoyo recibido en un comunicado publicado en Beatport. Estoy a salvo y estoy bien, y me gustaría agradecer a todos los que se han pronunciado en apoyo de mi situación y han pedido mi liberación inmediata, Estoy abrumada por el apoyo de mis compañeros músicos, artistas, activistas y toda la comunidad musical. Quiero agradecer a todos los que me han hecho sentir tan apoyada. En este momento, solo quiero pasar tiempo con mi familia.

El arresto fue efectivo tras un DJ set que formaba parte de The Residency, un proyecto de cuatro vídeos en colaboración con Beatport para mostrar imágenes de Palestina, después de que un grupo de personas asaltaran el lugar del evento obligando a la organización a interrumpir la grabación del evento, por considerar que estaban violando el lugar sagrado en el que supuestamente se enterró a Moisés. Entre amigos y staff había 30 participantes.

Comentarios