Paul Kalkbrenner volvió a brillar en Madrid

Sábado 23 de febrero, Paul Kalkbrenner visitaba la Capital de España en una cita que llevaba marcada en rojo en el calendario por muchos desde hace tiempo.

El ambiente ya se hacía notar desde los alrededores de Fabrik, había muchas ganas de volver a disfrutar del alemán y la ilusión de la gente que se había desplazado desde todos los puntos de la península, se respiraba en el ambiente.

El reloj marcaba las nueve y media de la noche y nos dispusimos a entrar en una Fabrik que estaba a rebosar, mientras Dosem apuraba los últimos minutos de su set haciendo un gran trabajo, dejando la pista a punto para el invitado estrella de la noche.

Sobre las diez de la noche se empezaban a escuchar los primeros acordes de “Altes Kamuffel” mientras aparecía en escena Paul Kalkbrenner dejándonos a todos con el vello de punta desde el primer momento. Durante su energético set, se podía apreciar el material que usa el alemán, sus expresiones y todos los movimientos en la mesa de mezclas gracias a las imágenes que emitían las pantallas de Fabrik.

Todos sabíamos que esta fecha sería una presentación 'especial' de su nuevo álbum “Parts of Life”, y así fue, pero tampoco faltaron clásicos como “Gebrünn Gebrünn”, “Sky and Sand” y para cerrar el mítico “Feed your head”. Su sesión fue un viaje por toda su trayectoria musical, haciendo que su set pareciese una historia perfectamente ejecutada.

Una vez finalizada una actuación a la que muy poco había que objetar en lo que a música se refiere, nos dispusimos a disfrutar de algunos de los grandes DJs que también completaban el cartel.

Du’art: El portugués que lleva ya unos años al pie del cañón, se marcó una sesión en la que nos transmitió su energía con su forma de pinchar impecable, personalmente nunca había visto a Du’art tan centrado.

Derrick May: Era otro de los platos fuertes de la noche. Uno de los padres del Techno, increíble calidad de beatmatching con Technics.

Puede llegar a ser un genio jugando con la ecualización. Aunque creo que no tuvo su mejor noche. Puede y esperamos mucho más de él.

Marcel Fengler se marcó una sesión oscura y melódica. Nos gusto mucho el rollo underground mezclado temas más conocidos. Uno de los descubrimientos que nos llevamos de esa noche. Un notable para el de Berlín.

Nos marchabamos de Fabrik con un gran sabor de boca y con muchas ganas de volver a repetir, porque cuando nos ofrecen eventos con estos artistas y esta calidad músical muy poco más podemos añadir. Por último agradecer a todo el personal de la sala por su buen trato.