Desde un pequeño pueblo de la Sierra de Tramuntana, en Mallorca, conectados de alguna manera el uno al otro desde niños, estos dos artistas jugaron en las mismas calles, comieron las mismas comidas, olieron los mismos olores, vieron los mismo paisajes… y un día se encontraron en el momento perfecto, en el lugar indicado para