El mundo del ocio nocturno no es solo una quimera aquí en España, también lo es en países como Alemania, donde constituye una notable fuente de ingresos y de cultura en la que muchos ciudadanos se están viendo profundamente afectados por la pandemia. En las últimas semanas se han llevado a cabo numerosos actos reivindicativos